Este tipo de plantas se adaptan perfectamente en ambientes con poca luz, poca humedad y frescos. La kentia pertenece a la familia de las palmeras y es originaria del este de Australia. 

Le gusta la temperatura moderadas, por debajo de 10 ° C es demasiado frío. En invierno, la Kentia no crece y no hay necesidad de abonarla, solo en los meses de abril a septiembre es cuando hay que hacerlo.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de protección de datos política de protección de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted